Somos víctimas del éxito: Ottón Solís

Publicado por

Fue más accesible de lo que pensé, una llamada y un correo. Días después tendría confirmada mi cita con Ottón Solís. Me dieron la dirección y ¡sorpresa! El taxista no sabe llegar.

Ottón Solís es actual diputado y fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), ex candidato presidencial -PAC- y también economista, profesor emérito de la Universidad de Florida y tiene algunas publicaciones académicas.

Entonces plan B: “Rin, rin”,  un frio aló del otro lado. Como una medio tiene la idea de que Ottón es ¿gruñón?, bueno no muy ecuánime, entonces le digo en tono amabilísimo: ¡Don Ottón, cómo está, soy Trilce!, ¡ando perdida!

Mi tono amabilísimo no funcionó. De una tosca manera me dijo cómo llegar, pero como no le entendí tuve que preguntarle a una vecina y cuando por fin logré llegar él ya estaba afuera de la casa abriendo el portón.

Lo saludé y entré. Él me recibió como quien recibe a un extraño, y tras de todo periodista. Un recelo terrible, “¿qué es lo que quiere usted?”, así seco, me tiró línea. Cuanta hostilidad.

Entramos a una sala amplia con sillones de cuero color café, un escritorio grande, de esos como los de las oficinas ejecutivas del sector público, mucha pompa en ese escritorio pero que a la vez era suavizado por fotos familiares, también había papeles, muchos papeles, libros, cosas…

Empecé por explicarle qué es Democracia Salvaje, la idea y lo que se pretende conseguir, tener respuestas, conocer a quiénes mueven la política de este país,  sacarles sin cuchara lo que se sientan cómodos decir; también saber si ellos saben lo que los jóvenes esperan de la política. Le dije que eran solo cinco preguntas.

“Somos mediocres y víctimas del éxito de las generaciones pasadas”

Al escuchar del proyecto, se relajó y conforme fue fluyendo la conversación, fue más ameno. ¿Gruñón? No, ahora el panorama era otro, en realidad fue bastante amable.

“Ay don Ottón, ¿lo molesto si por favor enciende la luz?, es que soy un poco miope” En seguida él encendió la luz y empezamos a conversar.

Se rompió el hielo y sentado en su sillón café me empezó a contar su lectura del país.

>>Somos una promesa incumplida por ser poco desarrollados económica y socialmente, estamos a tiempo pero vamos lento. En Costa Rica no somos catalizadores del cambio, es decir, del 2002 al 2008 crecimos económicamente pero la crisis mundial evidenció que carecemos de dinámica propia, somos mediocres y víctimas del éxito de las generaciones pasadas.<<

-¡Mediocres!, ¿Cómo podemos cambiar entonces?

>>Cambiando el entrabamiento de un Estado grande que es demasiado caro. Esto no es un asunto de derechas o izquierdas, esto hay que abordarlo como un tema de eficiencia y eficacia país. Estamos estancados y tenemos hábitos de perro<<

A estas alturas estaba bastante sorprendida de las palabras de Ottón, creía que sería un poco más celoso de sus respuestas. Entonces quise preguntarle si como país estamos listos para atravesar alguna crisis.

“Esto no es un asunto de derechas o izquierdas, esto hay que abordarlo como un tema de eficiencia y eficacia país”.

Mi  pregunta fue: ¿será que si se atraviesa una crisis, digamos fiscal o social, Costa Rica sacaría lo mejor de sí? Me respondió que la situación social no necesariamente tendría una fácil solución y me dio el ejemplo de Venezuela: un país que estaba en crisis; el pueblo harto del bipartidismo (un bipartidismo con una alternancia de poder similar a la de Costa Rica durante la misma época) los venezolanos decidieron votar por Hugo Chaves y el resto ya todos lo sabemos. Y en el tema fiscal me contestó:

>>La parte fiscal a Costa Rica no le ha afectado demasiado como para ser un país en quiebra, puesto que vivimos en un mundo lleno de dinero y tenemos reservas internacionales muy grandes, además las evaluadoras de riesgo fiscal no han desprestigiado del todo a nuestro país, entonces, la crisis fiscal no se ve tan reflejada. Mientras tanto la deuda no suba del 60% los gobiernos seguirán pateando la bola de nieve hacia adelante, sin embargo eso sí representa un peligro<<

-¿Por qué considera que nadie le quiere hacer frente a la responsabilidad de un plan fiscal?

>>Por el pensamiento cortoplacista e indisposición al cambio…<<

De pronto sonó su celular: disculpe señorita y contesta: ¡Aló! Empieza a hablar. Yo me percato de que estamos en medio de una conversación muy interesante, le doy vueltas al asunto en mi cabeza y de pronto escucho “¡¡¡Shit!!! (Sí, dijo shit –mierda-) Se me había olvidado eso, mandámelo con instrucciones como para chiquito escolar, como para un bebé, que yo de eso no entiendo”. Termina la llamada y prosigue.

>>En Costa Rica ese cuento de la ingobernabilidad es aplicable en algunas situaciones y en otras no, es decir, el presidente (cualquiera que sea) tiene la papa en la mano, puede idear una estrategia para lograr un buen gobierno; lo que a veces no tiene es liderazgo o buenas ideas.<<

-Cambiemos un poco el tema. Esa idea de que el sector privado atrae a más profesionales jóvenes buenos que el sector público, ¿es real?

Untitled design
Ottón Solís

>>Mire señorita, hay gente que siempre va a tener la vocación de servicio. Y también hay gente buena en el sector público, los buenos somos más.<<

Mientras Ottón continuaba hablando, para mí era inevitable no pensar que ni un vaso de agua ni media galleta me había ofrecido. Era un viernes, salí del trabajo y ni almorzar pude, naturalmente tenía hambre y sed. Entonces pensé en mencionarle la reducción del gasto que él impulsó en algún momento en la Asamblea Legislativa, como para tirarle la indirecta.

-Don Ottón, y ¿cómo es que se siente de que la gente vacilara con el tema de las galletas en el Congreso?

>> (Ríe) Bueno, eso fue algo que usaron para desmerecer la causa, pero las galletas representan todos los gastos superfluos del Primer Poder de la República, y de todo el sector público en general, vea usted que a fracción (oficina de jefatura de fracción del PAC) llegaron unas peticiones de compañeros pidiendo viajes a capacitarse en esto, en lo otro; si usted se postula como diputado su deber ciudadano es llegar capacitado, no llegar a capacitarse, sino ¿cuándo legisla? <<

 Jóvenes

-¿Cuáles considera que son las problemáticas que más aquejan a los jóvenes de 18-35 años?

>>El desempleo es una, puesto que hay que hacer que crezca más la economía y hacer que el Estado sea más eficiente, entonces hay que crear más oportunidades de trabajo.

-Bueno don Ottón, pero el desempleo es algo que aqueja a todos los costarricenses por igual, a los jóvenes y a los viejos, es decir, es un problema generalizado, pero ¿cuál es el mayor problema que afecta a esta población (18-35 años) específicamente?- le cuestioné.

>>En ese caso el estudio, quienes están en esa edad no dejan de ser una población vulnerable en el sentido de que las oportunidades educativas son especialmente difíciles dependiendo del ingreso económico.<<

-¿Sabe usted qué piensan los jóvenes hoy día, qué les gusta, qué esperan de la política?

“Yo sinceramente espero haber hecho algo (por los jóvenes), sino sería un fracaso en ese sentido”.

>>A los jóvenes les gusta y piensan en fútbol. Vea usted, me llamó poderosamente la atención el fenómeno del mundial 2014, la fiesta que se armó en las calles, no es que los mayores no disfrutaran, pero era una fiesta con participantes en su mayoría jóvenes.Entonces hablando con una de mis hijas le pregunté que por qué en esas edades sienten tanta efusividad por el futbol, cómo es que el futbol logró una unidad tan increíble entre los costarricenses, y entonces ella me dijo: “Diay papá es que de qué más nos vamos a sentir orgullosos los jóvenes, ¿del gobierno?” Entonces el futbol, más que para cualquier población, para los jóvenes es como una bandera nacionalista.

Y de la política, no creo que esperen mucho<<

-Durante su trabajo como político, ¿ha hecho algo por los jóvenes, me podría mencionar algo de eso?

>>Yo sinceramente espero haber hecho algo, sino sería un fracaso en ese sentido<<

-¿Quiénes cree que son líderes de sectores jóvenes?

>>Me parece que Jose Aguilar Berrocal (Fundación Acción Joven, se dedica a evitar la deserción estudiantil en colegios de riesgo social), puede que Jose María Villalta sea un líder en su sector particular<<

****

Muy concienzudamente también hablamos de sus intentos de alcanzar la silla presidencial, me explicaba que se dio cuenta de que no era un candidato idóneo, creo que la falta de carisma me pasó la factura dijo. Era hora de dejar que alguien más intentara lograrlo.

En medio de aquella sala y luego de casi una hora de interactuar la conversación se empezó a enfriar. De pronto escuché gotas de lluvia en el techo, miré por la ventana. La tarde estaba oscura. Creo que era hora de irme. Hago un breve repaso por mi libreta sensené y mi papel medio cortado con las cinco preguntas que siempre se convierten en 300.

-Gracias por atenderme don Ottón, me hizo gracia y agradezco que me atendiera tan rápido, por ahí hay quienes dicen que usted solo a La Nación o al 7 les sonríe.

>>Para nada señorita, yo a quien quiera hablar conmigo le abro la puerta de mi casa<<

Logramos incluir en la conversación algo de ese “tan buscado” diálogo nacional, y ambos llegamos a la conclusión a la que cualquier ciudadano promedio llegaría: se trata de hacer algo bueno por el país y para eso no se necesita una bandera política, pero hay muchos orgullos de por medio que hacen ciegos y sordos a los que podrían hacer algo medianamente apropiado por este país.

***

Y bueno, así me fui de su casa, llevándome la imagen de un bueno amarrado. Creo que las intenciones de Ottón no son del todo compatibles con la costumbre política costarricense. Nadie quiere a un fundamentalista de la ética, ética que según él mismo, no se trata de si fulano le es infiel a la esposa o si mengana es mala madre; sino de cumplir con la función pública honestamente, porque tanto mal hace el que roba como el que despilfarra.

Los jóvenes compartimos algo con Ottón: Su rebeldía. La diferencia es que tal vez algunos jóvenes sean rebeldes sin causa (yo fui una de esas) y él es un rebelde con causa (la burocracia).

Sin duda creo que en todo mundo político es importante la presencia de un Ottón Solís, esa figura que no se conforma con respuestas ni soluciones mediocres, que hace un balance entre lo aceptable y lo inaceptable y que lucha por sus creencias.

Como joven, darse uno mismo el chance de hablar con gente que conoce y entiende lo que uno no, como la dinámica política costarricense y sentarse a leer un poco es hacerle un favor al país y a nosotros mismos.

Gracias por leer. #DemocraciaSalvaje

Untitled design (1)DemocraciaSalvj

Untitled design DemocraciaSalvj

7 comments

  1. Saludos, excelente blog. De hecho lo tengo recomendado en mi lista de leer. Me llamó siempre la atención que don Ottón fue de los que siempre se mantuvo fiel a su punto de vista. Tal vez, ahorita,no sería una mala opción de presidente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s