No es un problema político, es social: Guillermo Barquero

Publicado por

Viernes 4:30pm

A menudo la gente se nos queda viendo sorprendida, ¿cómo es que una joven y un adulto que casi le triplica la edad pueden hablar por tantas horas?

Estoy con el politólogo Guillermo Barquero. Guillermo ha trabajado una buena parte de su vida cerca de jóvenes, fue miembro de la junta internacional de AFS, es presidente del programa de becas Fulbright del Departamento de Estado de los Estados Unidos, fue profesor en una universidad de Chicago, entre otros.

Durante nuestra conversación Guillermo se concentró y me dio un punto de vista diferente a nuestros dos analistas anteriores, dice él, que porque conoce el sistema desde adentro (ha trabajado en dos de los tres Poderes de la República) sabe que las soluciones que necesita el país son más complejas de lo que a menudo se dice.

En el segundo piso de un lugar de comidas al oeste de la capital, nos sentamos a tomar un refresco, Guillermo pidió también algo de comer. Con algunos temas y un libro sobre la mesa empezamos a conversar de lo usual, temas nacionales e internacionales. Avanzada la conversación le pedí participar como analista invitado y accedió.

5:30pm. Empezamos la Entrevista.

¿Cuál es su percepción del país?

>>Un perro que se muerde la cola. La gente le echa la culpa a la política y a los políticos. Pero somos una sociedad. Somos todos, por ejemplo, a menudo muchas personas se quejan de que se están descuidando las instituciones de este país, pero ¿de dónde crees que se desangran las instituciones? Desde adentro mismo, porque así como todos podemos ser parte de la solución, también del problema.

“Aquí hay que aprender a resolver, a negociar, a trabajar como país no como fuerzas políticas separadas tirando cada una por su lado.”

Hay una frase que dice “vote por nadie porque nadie cumple” estamos más o menos así. Hemos llegado al absurdo en una sociedad democrática de no decidir nada porque es como “atentar” contra todo. Somos una sociedad neutralizada, no articulada, cada quien está por su lado, entonces no hay criterio nacional, hay un criterio personalista<<

Uno lee de que antes había una visión de país diferente,  que estaba organizado… la gente estaba enamorada de Costa Rica, ¿cuándo cree que empezó la indiferencia, el personalismo?

>>Desde finales de los 80’ y se agudizó en los 90’. Con el milenio viene el fenómeno de la globalización y el contexto latinoamericano cambió, hay corrientes populistas en la región que tal vez no han afectado al país antes, pero que van llegando poco a poco.

Entonces los personalismos adquieren más importancia que los partidos políticos y cuando el sistema  partidario no responde se fragmenta. Se hace de la política un ejercicio personalista y no un ejercicio social. Ante la incompetencia de algunos partidos políticos el personaje toma más importancia que el propio fin partidario (¿les suena? Jhonny Araya?)

Yo esperaba que al término de la Guerra Fría el mundo empezara a trabajar por la paz, pero hay una crisis de identidad, muchos grupos de interés están sueltos y son fuertes. En Costa Rica no somos la excepción, hay una especie de lema que dice “si no me afecta a mi, entonces no me meto”. Es un fenómeno social reciente y en tendencia<<

Los otros dos analistas políticos anteriores, Jorge y Jaime, dicen que en Costa Rica debería actualizarse el sistema político, pasar de un sistema presidencialista (Presidente elegido directamente por los ciudadanos. Idealmente el presidente responde a los ciudadanos) a un sistema parlamentario (los diputados eligen al jefe de gobierno y éste responde directamente al parlamento) ¿Qué cree usted?

“Todos estamos impactando a Costa Rica de una u otra forma. Y si lo que vemos es negativo, entonces hay que revisarnos como sociedad democrática que parece no tomar las mejores decisiones”

>>A lo largo de mi carrera he visto que el problema no radica en el Sistema en sí, sino en la forma. Se cambie o no el Sistema eso no va a solucionar los problemas, o parte de ellos. Aquí hay que aprender a negociar, a trabajar como país no como fuerzas políticas separadas tirando cada una por su lado.

Primero hay que aprender a resolver y luego buscar qué resolver, es el orden lógico. Entonces la discusión de si un Sistema Parlamentario en Costa Rica vendría a reformar la política nacional o no, no es el tema. El tema es lograr que en cualquiera de los Sistemas Políticos seamos capaces de trabajar en forma articulada.

-Parece haber terminado con la respuesta pero prosigue-

>>Es más, el tema prioritario que hay que resolver no es un tema del aparato político, sino de composición social.

Todos estamos impactando a Costa Rica de una u otra forma. Y si lo que vemos es negativo, entonces hay que revisarnos como sociedad democrática que parece no tomar las mejores decisiones<<

A Memo, como le digo a Guillermo desde que lo conocí, una vez le hablaba sobre los términos que usan las grandes compañías como Google para establecer fechas de proyectos importantes. Que hay términos que han variado de su significado original, por ejemplo los plazos; cuando yo estaba en el colegio los profesores a menudo nos estimulaban el pensamiento a futuro con preguntas como: ¿Dónde se ve en el corto, mediano y largo plazo?  La primera vez que leí una pregunta como esa, naturalmente cuestioné a qué se referían con esos plazos.

La respuesta de los profesores solía ser: Corto plazo de 1 a 3 años, mediano de 3 a 5 años y largo plazo más de 5 o 7 años en adelante. Pero con la vertiginosa rutina mundial esos plazos se ven reducidos a intereses de diversa índole, por lo que un corto plazo puede ser seis meses, un mediano plazo puede ser un año y un largo plazo dos años y medio o menos.

Mi siguiente pregunta a Guillermo fue cómo veía él a Costa Rica en 10 años plazo y porqué y en ese escenario dónde se encuentran los jóvenes.  Su respuesta me dejó perpleja.

Untitled design
Guillermo Barquero

>>Tril, ¿cómo me hacés una pregunta tan ingenua como esa? No fuiste vos la que me contó lo de los plazos y la tendencia que hay. ¿Cómo se va a poder analizar o predecir qué sucederá en 10 años? En el escenario en el que estamos eso no es posible, son tiempos convulsos en los que pocas personas están dispuestas a tomar decisions importantes.

En cuanto a los jóvenes lo importante no es dónde están, sino dónde podrían estar<<

Con estas respuestas hay mucho por interiorizar, creo que el hecho de que no se pueda ver con claridad de una manera realista cómo estará nuestro país en 10 años me deja pensando en lo mismo que se comparte de manera cada vez más masiva en algunos medios de comunicación: Los jóvenes se rehúsan a crecer, se compartía unos meses atrás en el diario británico The Gurdian un especial dedicado a los millenials, y día tras día polulan las crónicas de personas menores de 35 años que se niegan a adquirir “compromisos” personales o económicos.

Todo eso es tendencia y además una realidad perfectamente respetable, el que no se quiere casar está bien, el que no se quiere endeudar para comprar una casa, un piso o un lote está bien. Todo eso está bien, cada quien con sus preferencias.

“En cuanto a los jóvenes lo importante no es dónde están, sino dónde pueden estar”

Pero también es cierto que en medio de tanto personalismo, aún hay jóvenes que se andan nutriendo de conocimiento para aportar desde sus trincheras a este país.

-Tril, los jóvenes podrían estar en ámbitos mucho más provechosos. Educándose, culturizándose, solo así en un futuro podremos tener mejores políticos- Me decía Memo.

Era la hora de irnos, casi las siete de la noche. Esa noche me quedó algo claro. No solo fui ingenua por pensar que Guillermo podía analizar de manera tangible cómo se vería nuestro país en 10 años, sino por pensar que de estas conversaciones solo aprendía yo.

Con Memo salgo a menudo a conversar, y casi 237 cafés después me quedó claro que tanto aprende la persona joven de la persona mayor, como la persona mayor de la joven y que no importa lo que el personalismo o la generación nos haga creer, la responsabilidad de construir un país mejor hay que tomarla. ¡Tomarla ya!

#DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj

Untitled design DemocraciaSalvj

7 comments

  1. Me agrada eso que dice D.Alonso…cómo interesar a los jóvenes en política, asumo sin que se conviertan en bichos partidarios, porque en el buen sentido la política se relaciona con el poder, el poder hacer, el poder tomar decisiones buenas, el poder transformar, hacer cosas mejores para la colectividad y el planeta….y no el poder por el poder que asumo es a lo que se refiere.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cada vez disfruto más leerla, se lo dice un joven con ganas de cambiar el país y sin tener muy claro cómo, sin tener arraigos políticos de ninguna índole. ¿Cómo hacer que mis alumnos se metan en politica sin que se vuelvan políticos?

    Me gusta

    1. ¡Hola Alonso! Gracias por leer cada semana, tu tiempo es valioso. En cuanto a tu pregunta, no sé cual podría ser la mejor respuesta, pero algo sí sé y es que queramos o no todos somos actores políticos, ¿qué tan activos o qué tan pasivos? eso va depender de cada experiencia personal y social; por lo pronto para todos es importante entender que la política nos afecta queramos o no y por eso hay que estar en todas para procurar que esa afectación sea positiva. Porque si te gusta o no el futbol lo que sea que pase con ello no te afecta más allá de un ganar o perder indirectamente, pero con la política te guste o no siempre te va afectar directamente. Estoy segura de que con profesores con inquietudes como la tuya ya estás cambiando al país. #DemocraciaSalvajeSomosTodos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s