Referentes Endebles, con Fernando Artavia.

Publicado por

Hace algunas semanas empecé a intercambiar correos con algunos sociólogos de la UCR. La mayoría de los que pude ponerme en contacto con, tienen un doctorado que los especializa en algún campo respectivo.

ifiDigamos que en esta época del Siglo XXI, una licenciatura es mucho dedicarle a uno mismo en temas de estudio. Una maestría es todo un logro, pero un doctorado es otro nivel. Tiene uno en la mente que los doctorados los tienen personas ya grandes.

Uno de los sociólogos quien me respondió es Fernando Artavia, Sociólogo (bachillerato y licenciatura) en la Universidad de Costa Rica. Y Doctor en Ciencia Política por la Universidad Libre de Berlín (Freie Universität Berlin). En 2013 regresó de Alemania, y ha trabajado como profesor e investigador de la Escuela de Sociología de la UCR,. En su manera de escribir pude notar que tal vez Fernando no era tan mayor como yo prejuicié. Más cuando le dije que si era posible que la entrevista la hiciéramos en café Cracovia.

Claro, dijo.

Horas antes de la entrevista me envió un correo con una foto suya, para que lo pudiera reconocer en el café. Y pues tal como lo intuía, Fernando es bastante joven. Que crack, joven y estudioso.

Era una tarde tremendamente lluviosa, mis botas cafés pusieron a prueba  mi inversión de diciembre anterior. Lluvia 0, botas 1. Trilce feliz.

Ya en la cafetería vi a Fernando en la parte de la terraza. Pedimos algo caliente de tomar y empezamos la entrevista. Dato curioso. Mis primeros entrevistados sociólogos me pidieron las preguntas antes de las entrevistas para responder de manera preparada y contextualizada, por lo que dos de estas entrevistas serán compartidas en dos tractos cada una. No era ideal cortar tanta buena y enriquecedora información que nos dieron.

Hoy compartimos la primera parte de esta entrevista y de hoy en 8 la segunda. No quiero ser demasiado extensa, pero de leer nadie se ha muerto. ¡Al contrario!

unnamed
Fernando Artavia

Para sorpresa mía, Fernando estaba entusiasmado de participar de la entrevista. Diría uno por hablar con él que es fácil tener un doctorado, pero la verdad es que él lo hacía ver fácil. Diría que brota por sus poros la esencia de persona estudiosa que es.

Fernando lo que se sentía, por su manera de hablar, era desahogado de poder hacer de sus perspectivas, como profesional y como persona, eco para quienes lean esta entrevista.

Si alguna vez han tenido la oportunidad de hablar con un sociólogo, podrán saber que ellos intentan contextualizar todo, llenando de argumentos cualitativos y cuantitativos todo lo que explican. Se podría decir que son unos come libros y no entiendo cómo ni dónde almacenan tanta información.

La imagen que Fernando me envió para reconocerlo habla por sí sola. Su aporte es el de un joven doctor que desde su punto de vista no solo hay que decir las cosas que se quieren escuchar, sino como son. Él  ve a Costa Rica desde un punto más de vista personal, sin olvidarse claro, que el profesional nunca se puede separar.

<<A muy grandes rasgos veo a la sociedad costarricense cada vez más desigual, políticamente entrabada, desencantada, y confundida. Sobre la desigualdad son muchos los estudios que muestran cómo vamos empeorando, retrocediendo, desgarrándonos. Esto es algo que va más allá del coeficiente de Gini. Se trata de la descomposición del tejido social, de la creación de un caldo de cultivo para todo tipo de patologías y resentimientos.

“Nos hallamos ante una grave falta de referentes con los que orientarnos.”

Sin embargo, las decisiones que a nivel político podrían ayudar a revertir o al menos frenar tales procesos no se están tomando. Podría uno preguntarse si hay realmente alguien que pueda y quiera tomar esas decisiones. Y lamentablemente creo que quienes pueden no quieren, y quienes quieren no pueden.

No todos sufren de la desigualdad de la misma forma, claro está. Muchos sufren el flagelo de estar dentro de la espiral de la pobreza; mientras por otro lado existen grupos y sectores económicos que crecen a paso acelerado. Sin embargo, hay problemas que afectan a todos y que exigen una respuesta colectiva. Piense usted en el problema del narcotráfico. Lentamente nos vamos acostumbrando a ver en el noticiario cómo acribillaron a algún muchacho por “ajuste de cuentas” vinculado a la venta y tráfico de drogas. Se trata de un problema muy complejo, que trasciende las fronteras del estado-nación, y cuya respuesta no puede ser simplona (del tipo más policía, más años de cárcel, etc.).>>

¿Por qué diría usted que estamos así como país?

<<Diría que a nivel del imaginario nacional, aquello que en algún momento nos llenó de orgullo y se suponía nos distinguía (paz social, igualitarismo, un paraíso verde, etc.), resulta hoy muy difícil de sostener. Eso que en el pasado nos quisimos creer, hoy se tambalea frente a la evidencia en contra. A quién se le podría ocurrir presumir hoy con nuestra ejemplar democracia o nuestra paz social, sin por lo menos hacer una larga glosa aclaratoria del “en comparación con…”, buscando a quienes estén peor.

Nos hallamos ante una grave falta de referentes con los que orientarnos. Con esto no estoy abogando desde luego por una figura paternalista que nos dicte el norte. Lo pongo de esta manera, una de las pocas cosas que hoy en día generan algo de orgullo nacional y emoción es la selección de fútbol, Keylor Navas y compañía. Eso no está mal, pero no es suficiente. Es un referente muy endeble, y basta una mala racha para deprimir a medio mundo>>

Los políticos y analistas políticos que han participado en Democracia Salvaje han comentado que al menos a nivel político falta dirección y liderazgo y más bien hay mucha fragmentación ¿tienen esto una raíz social?, me refiero a ¿está la sociedad costarricense (o global) fragmentada y dónde se generan esas fragmentaciones?

”La política y la democracia no se limitan a ir a votar cada cuatro años. Ese es un grave malentendido.”

<<Es probable que falte liderazgo para tomar algunas decisiones trascendentales, que como en el tema fiscal nos perjudican a todos, aunque –por supuesto- no de la misma forma. Dicho esto, debo aclarar que el lema de la falta de liderazgo y de dirección puede prestarse, como de hecho ha sucedido, para clamar por un “hombre fuerte” que tome “decisiones impopulares”. El problema con tal lectura es que normalmente esas “decisiones impopulares” golpean a los sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad. Esto tiene que ver con el tema de la fragmentación social, que por supuesto existe. Cada vez nos cuesta más pensar en un “nosotros”.

No quiero idealizar el pasado, pero si usted le pone atención a la forma en que los ticos se imaginaron a sí mismos durante buena parte del siglo anterior, con todo y el desgarre político que significó la guerra del ‘48, encontrará que había una representación compartida de que todos íbamos en un mismo barco. En ese barco ciertamente había una primera y una segunda clase, un capitán, un orden jerárquico, y algunas diferencias respecto hacia dónde y cómo enrumbar la nave. Pero, con todo y eso, había una noción de “nosotros” y de un destino compartido.

Permítame un ejemplo actual de cómo se vive la desintegración y el individualismo, y cuáles son sus raíces. Todos los días observamos en múltiples puntos de la gran área metropolitana el colapso del tránsito. Los autos no se mueven, los pasajeros sufren dentro de autobuses. La mayoría se desespera,  pero tal desesperación no alcanza para movilizarlos políticamente. A lo sumo, habrá quien se compre una moto, se meta contra vía, se suba en una acera, o poco más. Bien por él, pero mal por todos. Se trata de problemas sistémicos, no individuales. Y sin embargo, tratamos de darles soluciones individuales.

No sé si me doy a entender: hay problemas colectivos que exigen una solución colectiva, y esto significa por definición POLÍTICA.

La política y la democracia no se limitan a ir a votar cada cuatro años. Ese es un grave malentendido. La política es una actividad que tiene que ver tanto con la lucha por el poder, que en sí no tiene nada de malo, aunque se le haya satanizado; así como con la toma de decisiones sobre temas colectivos y de interés público. Esto abarca una enorme cantidad de asuntos y problemas. Y la democracia en un sentido amplio (no la caricatura que nos venden), es un régimen que en principio debería permitirnos decidir con un parámetro llamado “bien común”. Pero para buscar ese “bien común” debemos primero pensar en términos de un “nosotros”>>

Maelstrom
Ilustración del Maelstrom

Para este momento Fernando se había ido por muchos rincones de su cabeza, trayendo a colación qué es un líder y cómo se forman. Un líder tiene carisma, me dijo. Y carisma viene de… que si lo buscamos en la historia es uno de los atributos que se mencionan en la biblia… y nos guste o no ese atributo lo tuvo desde Hitler hasta Sadam Hussein… y en los años… de la historia…

Comentó también que los líderes tienden a ver la realidad de maneras mucho más diversas, siempre en pos de buscar salidas alternas a problemas que parecieran inamovibles. *Para ilustrar este ejemplo mencionó un poema de Edgar Allan Poe. A Descent into the Maelström, trata sobre dos tipos de personas que se encuentran atrapadas en el Maelström, un fenómeno natural, parecido a un huracán que arremolina las aguas y quienes quedan atrapados ahí no tienen oportunidad de salir.

Entonces cuando las personas se dan cuenta que están atrapadas no hacen más que mirar resignados a la muerte venir por ellos. Sin embargo, hubo en una ocasión alguien que no quiso morir, se tiró al agua, se agarró de un barril y sobrevivió. Ese alguien es un líder. El relato es largo, pero vale la pena. Por acá lo pueden leer.

“Son muy jóvenes cuando entran a la facultad de sociales. Y otros, por el contrario, cuando ya han salido de otras carreras se dan cuenta muy viejos que lo que les interesa es hacer algo por el país, entonces se quedan dónde están.”

Entre otras cosas que me contaba Fernando, es que en Berlín estudió gracias a una beca y que se sentía emocionado por haber estado en el centro del Rock n roll de la sociología. Hasta me alegró saber que hay gente tan estudiosa. Pero que lamentablemente no son los más.

<<Si usted se da la vuelta por la facultad (de ciencias sociales) y empieza a hacer sus preguntas acerca de la sociedad y los temas actuales, puede que algunos estén al tanto de lo que sucede en Costa Rica. Pero dese la vuelta por la facultad de Ingeniería, Medicina…

No estoy menospreciando a nadie, pero lamentablemente los jóvenes están en otra cosa. Porque son muy jóvenes cuando entran a la facultad de sociales. Y otros, por el contrario, cuando ya han salido de otras carreras se dan cuenta muy viejos (como para volver a empezar otra carrera) que lo que les interesa es hacer algo por el país, entonces se quedan dónde están>>

La otra semana les compartiremos el resto de esta entrevista. Donde hablamos acerca de la imagen apática que tenemos como sociedad y en todo esto dónde están los jóvenes.

Cerramos esta primera entrega con esta frase de Fernando, que resume lo que hace la política a una sociedad:

“Lo que pasa en el entorno también afecta al individuo. La política es tratar de influir sobre aquello que nos afecta directa o indirectamente.”

#DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj Untitled design DemocraciaSalvj

 

*Se trata de un círculo vicioso que el sociólogo Norbert Elias gustaba ilustrar con el cuento A Descent into the Maelström de Edgar Allan Poe. El relato, trata sobre dos pescadores que se encuentran atrapados en el Maelström, un fenómeno natural parecido a un huracán que arremolina las aguas. Uno de los pescadores cae presa de la desesperación y muere; mientras el otro, no sucumbiendo al pánico, logra observar con mayor claridad la lógica que subyace al fenómeno y salva su vida atándose a un barril.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s