Café negro y sin azúcar, con Miguel Ángel Rodríguez

Publicado por

Cuando Miguel Ángel Rodríguez fue presidente de Costa Rica yo aún era niña. No recuerdo mucho de él hasta que lo nombraron Secretario General del Organismo de Estados Americanos (OEA) cuando yo tenía 14 años. Según escuché era el puesto político más alto jamás antes ocupado por un costarricense.

base_image-5-14-300x336
Miguel Ángel Rodríguez aerom.com.ar

Pero en el mismo año de su nombramiento como Secretario lo acusaron de haber recibido sobornos de la firma francesa Alcatel y la empresa Fishel a cambio de grandes carteles de contratación pública.  Recientemente el Tribunal de Apelaciones anuló la sentencia de cinco años que había en su contra por vicios en el procedimiento. Hoy él es un hombre absuelto.

De entrada Miguel Ángel me parece un señor muy formal, viste un traje entero color negro, usa corbata oscura y su camisa es blanca. Al verlo recordé lo que pensé cuando una vez vi de lejos al ex ministro de educación, Garnier, es más bajito en persona.

Política

En el cuarto estábamos Betsy su RP, el ex presidente y yo alrededor de una mesa. En la mesa había una computadora, galletas, un vaso con agua y un café negro sin azúcar. Miguel Ángel inició contándome acerca de la percepción que tiene del país.

>>Es un país en el que cuesta mucho tomar decisiones porque cualquier grupo fácilmente lo paraliza. No hemos avanzado demasiado desde los 80. Somos como una nadadita de perro renco. <<

¿Por qué cree que no hemos avanzado?

“En alguna oportunidad yo había propuesto un sistema parlamentario en Costa Rica o uno semi-presidencialista, pues permite negociar con mayor facilidad.”

Somos poco confrontistas. El progreso incluye desconstrucción creativa, esto no pretende causar daño a nadie pero sí de causar un cambio y las consecuencias de los cambios se notan a largo plazo no para mañana; la no reelección de los presidentes en periodos consecutivos alimenta la idea de inventar nuevos líderes cada cuatro años, cuatro años no es considerado un periodo de largo plazo.

Nuestra conversación de pronto giró hacia el sistema político costarricense.

>>En alguna oportunidad yo había propuesto un sistema parlamentario en Costa Rica o uno semi-presidencialista, pues permite negociar con mayor facilidad.

Por otro lado existe una ola de destrucción de la imagen política y entre los políticos mismos: «todos son malos excepto yo» dicen. Se crean imágenes de partidos anti-políticos, pero la verdad es que en todo lado hay gente que hace cosas indebidas y eso no es diferente a lo que siempre ha habido en cualquier parte del mundo.

Cuando antes consideraban la política como la profesión más sublime de todas, ahora la gente lo ve a uno como lo más bajo por ser político. Es como el chiste del chiquito que tiene la tarea llevar una descripción del trabajo del papá y el niño inventa cualquier historia para no tener que contar que el papá es político.

Es que hay gente que se dedica a eso, a desprestigiar, porque no pueden ganarse la vida de otra forma. Y ahora hay mucho de eso, con las redes sociales se puede llegar muy lejos y se puede decir mucho con poco esfuerzo. <<

Jóvenes

Rápidamente pasé al tema de los jóvenes, quería saber la perspectiva de Miguel Ángel al respecto de quienes son el 42% de la población del país, personas menores de 35 años.

>> Creo que los jóvenes que no terminan el colegio antes de los 18 años tendrán algún rezago en su formación para vivir “decentemente”, y por otro lado el “profesionalismo” no da la talla para atender a esta población rezagada y casi que los obliga a vivir en pobreza. <<

¿Cuál considera que podría ser un problema juvenil?

>> Un problema que no se van a dar cuenta hasta que estén viejos, (ríe) y esto es el cambio demográfico. Las pensiones recaerán en los más jóvenes de cuando los jóvenes actuales estén viejos. Tendrán entonces que ponerse desde ya a contribuir en regímenes voluntarios si quieren tener una pensión que les alcance. <<

watcher (1).png
Ya no había café

Esto último me dejó pensando en lo mucho que se habla acerca de este tema. El principal fondo de pensiones en nuestro país es administrado por la Caja Costarricense del Seguro Social, y tiene tres regímenes, el principal básico es el de Invalidez, Vejez y Muerte o IVM, como se le refiere generalmente.

Este régimen es el que permite recibir pensión a quien por cualquiera de las causas a las que hace referencia su nombre deje de trabajar. Este es un régimen obligatorio y cada mes de nuestros salarios el fondo de pensiones rebaja lo que se gozará durante la jubilación, en caso de muerte el dinero se otorgará a quien haya beneficiado el fallecido.

La Superintendencia de Pensiones (Supen) ha reiterado su preocupación por la liquidez de este fondo de pensiones y estimaciones del 2014 dicen que el régimen dejará de ser sostenible para el 2023. La Caja estima que lo será hasta el 2040.

En el medio se barajan distintas reformas al régimen para garantizar su sostenibilidad, por ejemplo aumentar la edad para pensionarse o modificar la cantidad de cuotas. Pero hay quienes dicen que la manera más segura de garantizarse una pensión durante la vejez es aportar a un régimen voluntario.

No les hago el cuento muy largo, Miguel Ángel es un hombre mayor él entiende lo que es estar cerca de una pensión y por qué el tema es importante, la verdad es que algún día he dicho vacilando que de todas maneras ni plata para pensiones habrá cuando me jubile, que del Estado no espero pensión.

Pero la verdad es que es un tema delicado y en realidad enfrentándome a esta vara me doy cuenta que es sumamente importante. ¡Yo sí quiero una pensión! Digo, todos los meses me rebajan, espero que no sea en vano.

Hay otros que dicen que eso es jeta, que el Estado jamás dejará colapsar el sistema de pensiones, pero jodido sería jugársela. Lo más sensato que podríamos hacer es entender que este tema es solo un reflejo de lo que pasa en la vida de los jóvenes: lo que hagamos hoy es lo que impactará nuestras vidas mañana.

¿Queremos tener un país mejor? Construyámoslo hoy.

“A mí no me condenó la justicia de este país, a mí me condenaron los medios de comunicación y el fiscal general.”

Después de 53 años de dar clases de economía en la UCR y en la UACA, Miguel Ángel dice haber recibido de sus estudiantes mucho respeto pese al proceso que una vez se siguió en su contra. Dice también que no pensó dos veces en renunciar al cargo de Secretario General de la OEA no por motivos políticos, sino por no perder la historia de su familia.

>>Era la memoria de un papá, de un esposo y de un abuelo la que se iba a echar a perder. Yo fui realista, no podía trabajar y reformar todo lo que quería en la OEA sabiendo que tenía que venir a defenderme a Costa Rica. <<

Sobre su propio caso don Miguel, como lo llama Betsy, dijo esta frase: “a mí no me condenó la justicia de este país, a mí me condenaron los medios de comunicación y el fiscal general.”

Lo que me hace pensar, que a pesar de haber sido condenado por los medios, la gente, tal, tal y tal, Miguel Ángel dio su batalla y al final de 12 años logró su objetivo: inocente. La idea es esta: ¿Quién nos dice a los jóvenes cuáles luchas dar y por qué?, ¿Quiénes nos condenan a fracasar o triunfar?

No importa quién sea siempre y cuando sepamos que hay maneras de lograr grandes cosas. Un poco del secreto es no rendirse. Lo que hagamos hoy tendrá un impacto adelante, ojalá que lo que hagamos sea de provecho para muchos. Este país es de todos y todos somos responsables por sacarlo adelante.

Gracias por leer. #DemocraciaSalvaje

Untitled design (1)DemocraciaSalvj

Untitled design DemocraciaSalvj

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s