Figueres: A tres centímetros del suelo.

Publicado por

Hace una semana me llegó un correo de “Jose María Figueres O”:

Reciba un cordial saludo. Después de leer varias opiniones y comentarios suyos sobre temas que… Por eso quiero invitarla este lunes 14 de noviembre a las 6 pm… Además la invito a que visite mi perfil de Facebook para que conozca el mensaje que…

Tres meses atrás:

Es un placer saludar, mi nombre es Trilce Villalobos, y me gustaría hacerle una entrevista… Actualmente me encuentro trabajando en un proyecto para atraer a los jóvenes a entender y participar en la política nacional… De antemano agradezco su tiempo y espero su pronta respuesta.

Por Democracia Salvaje han pasado varias personas, entre ellas: Un Nobel de la Paz, el primer astronauta del mundo en tener más viajes al espacio que ningún otro, y hasta el actor costarricense con mayor exposición en el mundo.

Siempre que me preguntan cómo hago para conseguir entrevistas cuento que envío un correo electrónico, en ocasiones basta una llamada y depende del entrevistado hasta un mensaje de whatsapp. Nada del otro mundo. En general la gente es muy abierta y receptiva.

Es gente que sin importar que tan grande o pequeño sea el espacio está interesada en que los jóvenes se interesen por la política y participen.

Que yo recuerde los únicos correos electrónicos que nunca me han contestado son los que envié a José María Figueres O (y un par de tuits a Laura Chinchilla).

whatsapp-image-2016-11-15-at-11-47-44-am
Contestatón Figueres. Noviembre 14, 2016.

La semana anterior cuando recibí el correo de Figueres me pareció spam. De entrada lo ignoré, luego un amigo me mencionó el evento y decidí ir. Sorpresa no sorpresa.

Asistí departe de Democracia Salvaje y de Contexto.cr, mi ficha para hacer una pregunta era la 118, después de una hora iban por la 15. Oh mi Dios. En esa hora puse atención a algunas preguntas que hacía la gente y empecé a notar que entre respuesta y respuesta había gente que aplaudía.

¿Quiénes llenaban el auditorio?, ¿Para quiénes fue pensado el evento?, ¿Las preguntas de quién estaba escuchando Figueres?, ¿A quiénes está respondiendo Figueres?

Hubo personas que preguntaban: Señor presidente, ¿cómo cree usted…? ¡¿Señor presidente?! En determinado momento me levanté y en el fondo del auditorio escuché a alguien aplaudir y decir ¡Muy bien, es el segundo Trump!  Estoy segura que ni a Figueres mismo le gustaría ese comentario.

Todo eso sin mencionar que la señora que estaba a tres butacas de la mía no paraba de aplaudir y gritar ¡Bravo, bravo!

“Yo una vez arriesgué mis ingresos al decidir que me pagaran con una fórmula que calculara el resultado de mi trabajo, el total eran USD $23.000. Perdón, pero yo juego en las primeras ligas. Perdónenme la inmodestia.” Decía José María con su ceño fruncido y sus labios apretados.

“Si alguien quiere contratar a alguna de las mejores empresas conferencistas a nivel mundial para una conferencia de José María Figueres O y encuentra una conferencia de una hora y media por menos de USD $30.000 yo se la doy gratis, pero estoy seguro que no la encontrarán. Porque una cosa es la realidad nacional y otra la internacional.” Continuaba Figueres. ¿Qué quiso decir con esto? No estoy segura.

“Perdón que hable así. Pero también he dado becas a estudiantes sin recursos, a un grupo de balón mano de la zona de los Santos les ayudé a pagar una parte de los tiquetes de avión, a otro joven le di trabajo en la zona de Coto Brus en un pequeño sembradío hidropónico…. He dado, hice, di, doné… Yo estoy financiando mi campaña…”

Mientras Figueres decía eso caminaba de un lado al otro, y en ocasiones se acercaba demasiado a mi butaca, vi entonces sus celestes ojos, tal vez un poco tirando a azules. Pude observar que su parado firme y de piernas entre abiertas le daba un toque de presencia en el auditorio.

Vestía un pantalón negro, una camisa blanca y una faja negra. También noté que llevaba unos zapatos de una suela de tres o cuatro centímetros. Se movía de allá para acá y su tono de voz a veces subía y a veces bajaba, y entre más le aplaudía la gente más él levantaba la voz.

DSC00600.JPG
Foto: Juan Carlos Cerdas

Detrás de mí butaca pude escuchar a alguien decir que ojalá alguien publicara las maravillas que él hace, eso de donar y ayudar a la gente. En mi mente retumba una frase “que no sepa tu mano derecha lo que hace la izquierda”.

Percepción Salvaje

De primera entrada me parece que Figueres no está ni cerca de llegarle a los jóvenes que no lo quieren escuchar. Un auditorio lleno de personas que lo aplauden no me dice mucho. No digo que todos lo apoyaran, de fijo había detractores, curiosos y periodistas.

Y esto lo digo porque así es como lo observé, de entrada tengo esa percepción. Un hombre frio y calculador. Que si bien es cierto nunca se le halló culpable de nada, muchas dudas aún quedan tras de sí.

Soy joven y estoy cansada de que las campañas políticas tengan que desgastarse en defender el nombre y honor del candidato.

Soy joven y mis zapatos no tienen tres centímetros de suela. Yo camino al raz del suelo. 

Mi curiosidad no tiene límites y me ha permitido leer e informarme. Me he podido formar un criterio, no mediante videos publicitarios ni espacios pagados que muestran información unilateral. He leído las dos partes de la historia. La diferencia es que una la leí a tiempo y la otra casi diez años después.

Jóvenes, pellizcados todos. Empieza la época política más movida de cada cuatro años, campañas por acá y por allá, somos responsables de informarnos e involucrarnos. Somos la tercera parte del padrón electoral. Nuestro voto cuenta y desde ya lo andan pidiendo. Hagámoslo valer.

Cuando Figueres quiera llenar un auditorio con gente que no tenga que esperar tres horas para hacer una pregunta y sea un costarricense a quien se le pueda abordar como a cualquier otro será entonces un poco como él dice ser: un hombre que juega en equipo. No creo en la excusa “tengo 1000 correos en el inbox”. Creo en políticos que dan espacio a los jóvenes.

#DemocraciaSalvajeSomosTodos.

Untitled design (1)DemocraciaSalvj

Untitled design DemocraciaSalvj

3 comments

  1. soy analfabeta. pero te felicito excelentísimo comentario o no sé diré reflexión. Me gustaría que esto lo supiera toooda costa rica, y que mejor que las universidades donde esta la mayoría de jóvenes. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s