Jóvenes, se vale intentar mil veces

Publicado por

*Ni este espacio ni su autora tienen -aún- afinidad por ningún partido político ni candidato a la presidencia*

Esta semana no hay entrevista porque nos pareció importante abordar esta pregunta en específico: ¿Para qué los políticos quieren el poder?

Debido al proceso electoral que enfrentaremos en 2018, recientemente hemos estado bombardeados por los procesos de pre-candidatura de cada persona que desea llegar a ser presidente de nuestro país. Están desde las más sencillas hasta las más elaboradas campañas publicitarias.

La exposición mediática que ganan las personas que desean ser “el primer servidor de la república” (solo hay candidatos) es muy grande. Salen en todos los periódicos, en la televisión y en la radio. La gente aprende a conocer sus nombres y sus caras; también conocen sus propuestas y a la vez escuchan cada palabra que dicen, sean inteligentes o tontas.

«Lo que empezó como una pre-campaña “respetuosa” terminó en irrespeto tanto entre ellos y como para quienes eran testigos de los debates»

En Costa Rica, lamentablemente, el camino para llegar a la presidencia, a menudo, se relaciona con desprestigiar al oponente. Generalmente esos descréditos se basan en temas que tengan que ver con corrupción, ética o propuestas poco realizables. Pero lo que la reciente campaña de pre-candidatos del Partido Liberación Nacional nos dejó es otro nivel de irresponsabilidad en muchos sentidos.

Uno de esos sentidos es el mensaje. Puesto que hubo cuatro postulantes, hubo cuatro mensajes distingos e integrales en sus formas. En este caso vamos a tomar como ejemplo el mensaje de Figueres contra Desanti, no como individuo, sino como político que tiene voz y poder, y que además se supone representa a muchas personas.

El fin principal del José María era convencer a la gente de que votara por él. Con su discurso de experiencia, capacidad y trabajo en equipo intentó persuadir a los votantes para que lo favoreciesen, pero lo que empezó como una pre-campaña “respetuosa” terminó en irrespeto tanto entre ellos y como para quienes eran testigos de los debates.

La frase en la que nos centraremos esta vez se la dijo Figueres a Desanti en el debate de Repretel:

“Usted ‘Toño’ es el sempiterno candidato”.

¿Para qué quiere un político el poder?

Google y magia. Tres resultados concretos rescatamos. Veamos el primero:

“Nuestros políticos gozan de muy mala fama desde hace mucho. Tan mala que lo que cabe preguntarse es por qué quieren serlo. No tienen las simpatías ni la admiración de nadie -quitando a los militantes ciegos de cada partido-; se los culpa de todos los males; reciben insultos constantes de sus rivales y últimamente también de la ciudadanía; se los acusa de ladrones y corruptos con excesiva frecuencia; se los percibe como a individuos vagos o incompetentes o malvados, cuando no como a puros idiotas; se les reprocha procurar su propio beneficio o el de sus partidos y casi nunca el de sus gobernados; cada vez más se los considera títeres del poder económico”.

Esto fue escrito por Javier Marías en España, en la edición impresa del domingo 3 de julio de 2011, en el diario El País. Todo en el marco del M-15 (Movimiento de los indignados), sin embargo si esto apareciese mañana en cualquier periódico nacional, o internacional, tendría tanta vigencia como la tuvo España hace más de 5 años.

El segundo es aún mejor. En el diario argentino La Nación, el médico Hugo Marietán, uno de los principales especialistas y referentes argentinos en psicopatía explica el nexo entre el psicópata y el poder político. Va la bomba:

“-¿Cómo distinguir un político psicópata del que no lo es? –Pregunta el periodista–.

-Una característica básica del psicópata es que es un mentiroso, pero no es un mentiroso cualquiera. Es un artista. Miente con la palabra, pero también con el cuerpo. Actúa. Puede, incluso, fingir sensibilidad. […] Un dirigente común sabe que tiene que cumplir su función durante un tiempo determinado. Y, cumplida su misión, se va. Al psicópata, en cambio, una vez que está arriba, no lo saca nadie: quiere estar una vez, dos veces, tres veces. […] Otra característica es la manipulación que hace de la gente”.

Esta entrevista fue publicada en el 2009, entendamos que La Nación es parte de un mega grupo de medios de comunicación que siempre estuvo opuesto a las posiciones políticas de Cristina Fernández, quien fue presidenta en periodos seguidos de 2007 a 2015. Obviando esta línea editorial, la entrevista no deja de ser un análisis de un profesional acerca del poder y la política.

Y el tercer resultado que rescatamos fue un comentario de opinión de Gerardo Vargas, exdiputado de la Unidad Social Cristiana, que se publicó en CRHoy el año pasado:

“En política no hay descanso. Por el contrario, la parálisis de la actividad partidaria o de la acción política sería una anomalía de la democracia. Sin embargo, la actividad partidaria no debe ser, simplemente, un activismo inacabable: buena parte de la política debe ser estudiar, pensar, reflexionar, proponer ideas y programas antes que candidatos y consignas”.

Los tres fragmentos anteriores dejan una sensación como de que: 1. La política no es para todo mundo porque no todos soportarían el “hijueputazo”, 2. Que ciertos rasgos de personalidad en los candidatos políticos son dignos de prestarles atención y 3. Que la política debe ser algo serio que abarque el estudio, la reflexión y las propuestas que logren mejorar al país.

El mensaje

¿Es malo intentar algo una y otra vez? Salgamos del contexto político. ¿Es incorrecto intentar cien veces hasta lograr el resultado esperado? “Usted ‘Toño’ es el sempiterno candidato”.

Cuando somos jóvenes a menudo nos cortan las alas, “eso no se podrá”, “ponga los pies en la tierra”, “sea más realista”, “ni intente estudiar eso que no le deja plata”, etc.

«Nuestros jóvenes necesitan saber que tienen tantas oportunidades de lograr algo como fuerza de voluntad y ganas tengan»

El tono despectivo y casi burlista de la frase (obviemos que fue dirigida a otro político y pretendamos que haya sido cualquier persona que nos simpatice), hace una llamada de atención social.

¿Cuál es el mensaje para nuestros jóvenes? Dejemos de hablar de Figueres y Desanti y veamoslo desde un punto de vista macro. La actitud de un político que ridiculiza, cual si fuera un matón, a su oponente en televisión nacional parece, aparte de poco inteligente, poco sana. Nos recuerda cuando la persona bully hace mofa del más delgado o el más gordo de la clase, de la oficina o de cualquier lado.

Nuestros jóvenes necesitan saber que tienen tantas oportunidades de lograr algo como fuerza de voluntad y ganas tengan. Necesitan saber que intentar algo y fallar no es razón para sentirse avergonzados, y muchísimo menos para que alguien los de por vencidos.

Se supone que nuestra pregunta inicial se debería responder, en un mundo ideal, así: para mejorar al país y crecer como sociedad, para dar la mayor cantidad de oportunidades a la mayor cantidad de personas posibles; y obviamente, dejando de lado el idealismo, quieren el poder porque cada uno tiene intereses personales de toda índole.

Pero una cosa es tener intereses personales y otra cosa es construir un mensaje que se viene al suelo por un momento de enojo e irresponsabilidad, como es el acto de no pensar antes de hablar.

Ojalá los jóvenes no hayan puesto atención a esa frase del sempiterno lo que sea. Y más bien ocurra que siempre tengan las ganas eternas de cumplir sus metas y sueños.  Se vale intentar, caer y volver a intentar. También se vale no volver a intentar, pero que eso sea por decisión propia y no porque alguien burlándose de nuestra lucha nos dé por menos. Gracias por leer.

#DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj   Untitled design DemocraciaSalvj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s