Crecer inconformes pero formándose, con Seka

Publicado por

Muchos jóvenes tienen algo en común con Seka: No todos han descubierto su camino. Así fue como nació la banda de rock nacional que hoy luego de 20 años de haberse formado sigue hablándole a jóvenes con canciones llenas de temas sociales.

Ellos solo querían divertirse, solo querían tocar música. La historia de cómo la agrupación encontró su rumbo me la cuentan Esteban, el vocalista, y Joaquín, el bajista.

Cómo una banda de música terminó teniendo algo que ver con el entretejido social de un país no fue una casualidad. Fue una decisión.

La decisión de poner en favor social nuestros recursos no siempre es la más popular. ¿Porqué habría de sacrificar esto y lo otro por la sociedad?, ¿Porqué no lo hace alguien más?, ¿Cómo se sobrevive 1 año hablándole a los jóvenes de temas tan poco comerciales?, Lo que es más sorprendente: ¿Cómo se sobrevive 20 años?

A esta última pregunta tal vez ya le tengamos respuesta, y es que los mismos problemas sociales que se cantaban hace dos décadas, son, lamentablemente, los mismos  que se cantan hoy.

La entrevista que le hicimos a Seka está resumida en 11 minutos que les compartimos a continuación. Para quienes quieran leer un poco más acerca de qué otras cosas hablaron, también les dejamos algo transcrito. Gracias por ver.

 

La vida política no es ajena a ningún escenario social.
«Seka no nació con un objetivo claro de hacer lo que hacemos hoy. Iniciamos como una banda de amigos que solo querían hacer rock, influenciados por el punk, por la onda alternativa…

Éramos unos adolescentes de 15, 16 años y entonces no teníamos claridad y no teníamos un camino establecido sobre todo en la temática de las letras».

Esto lo cuenta Esteban porque las letras que han dado identidad a la banda están llenas de temáticas y cuestionamientos sociales. Temas como niños de la calle, violencia doméstica y violencia social, entre otros.

«Yo siempre –dice Esteban– he tratado de mantener las letras de Seka en un punto honesto». Él además de escribir las canciones, también es periodista. Habla con naturalidad y acentúa sus palabras cuando más apasionado se siente acerca de un tema.

«Por un lado terminaban las noticias y por otro yo terminaba con lágrimas en los ojos escribiendo canciones»

Su pasión viene de ser testigo del contraste social que significó irse cuando era un veinteañero de Turrialba a la capital. El impacto cultural y social de esa experiencia resultó en reflexiones y cuestionamientos muchas veces convertidos en letras de canciones.

«Recuerdo que las primeras canciones de Seka que escribí y que nunca salieron las escribía luego de ver las noticias. Por un lado terminaban las noticias y por otro yo terminaba con lágrimas en los ojos escribiendo. Eran mi acercamiento con la realidad, siento que todo eso me empezó a guiar y hasta hoy ha sido una cuestión muy honesta».

Dice Esteban que con los años se han dado cuenta de que la música que hacen de pronto podría ser casi un servicio a la comunidad. Joaquín, el bajista, lo secunda:

«Es un compromiso político con lo que vas a decir con la música. Tiene que ver con la cercanía a la realidad».

Choque Cultural, Realidad Social.
Costa Rica es un país diminuto si lo comparamos con casi cualquier país del continente americano, por ello no muchas personas creen que exista un choque cultural significativo de una zona rural a una urbana. La vivencia de Esteban dice lo contrario.

«El choque cultural de venir de una zona rural a una urbana implica muchísimas políticas públicas. Por ejemplo ¿cómo vas a pagar un apartamento? porque si no tenés plata para vivir en San Pedro o en Zapote por ejemplo te toca ir a lugares diferentes. Tengo amigos que eran de Guanacaste y ahora viven en Los Guido o en Tejarcillos porque es más barato pagar una “casa” ahí…. -Piensa un poco-

«Somos partícipes en los momentos más tranquilos de la política de un país, y de los momentos más álgidos; somos mercado y somos votantes por eso seguimos gritando estas letras»

En Turrialba de pronto todo era más tranquilo, se podía andar en bicicleta, se podía caminar, acá no se puede porque te asaltan, entonces se convierte en un tema de seguridad; en la casa donde vivía en San José tenía problema de agua, cuando en Turri hasta de la tierra sale el agua, es un tema de salud; el tema de la alimentación allá es más sano (ya sea porque no llega la comida chatarra o por lo que sea) en cambio aquí en San José se come lo que haya. Son muchas cosas».

Joaquín tiene su propio punto de vista. Sentado y sereno cuenta la parte más política de la historia:

«Tiene que ver con la indignación sobre problemáticas que se normalizan a través de los medios de comunicación. Esto de personas sin casa, sin ducha, sin agua, sin comida. Puede ser desde una persona indigente, hasta una persona que tiene dos trabajos y no tiene acceso a agua potable, o a buena salud, etc.

El tema es cómo nos enteramos y cuánto de ello normalizamos y pensamos que “así son las cosas”. Somos partícipes en los momentos más tranquilos en la política de un país, y de los momentos más álgidos del país; somos mercado y somos votantes por eso seguimos gritando estas letras».

La conversación transcurría con mucha tranquilidad luego del partido de la Sele. Recién cuando los chicos llegaron a la salita de grabación que improvisamos gracias a la disposición de los amigos de Café Krakovia, Esteban me dijo que no le habíamos avisado que los grabariamos.

Sin embargo luego de casi media hora de entrevista, que más bien era una reflexión entre amigos, parecía habérsele olvidado. Ambos hablaban a gusto y muy relajados acerca de los temas que ellos mismos fueron desarrollando luego de escuetas tres intervenciones mías.

«Seka no soy solo yo, yo escribo de las experiencias de la gente, por eso creo que los jóvenes se sienten identificados». Dice Esteban.

«Luego de tratar todos estos temas el punto interesante e importante para la banda es cómo se enganchan los adolescentes y los jóvenes con estos temas (sociales y políticos).

« El público es muy importante. Por eso ahora vemos la música como una lucha alegre»

El público va a los conciertos y de pronto lo ves enojado, a los punkis super enojados pateandose entre ellos, sacando toda esa mierda que llevan dentro, porque algunos vienen de lugares… bueno, creo que todos hemos estado en un hogar donde algo pasó, donde un tío le mandó un sopapazo a alguien, etc. Y todas esas cosas se ven reflejadas en el público.

El público es muy importante. Por eso ahora vemos la música como una lucha alegre. Por eso canciones como El Oso, que no es de Seka, de repente repercute en un montón de gente que se puede ver reflejada en una situación de pobreza económica, que es el tema de siempre: vos tenés más y yo no.

Bueno cómo hacemos para equilibrar y que todos tengamos un poco. Estamos intentado causar empatía, tampoco es que odiamos a quienes tienen plata, sino que es un tema de cómo hacer para que dos sectores de la población actúen juntos para que todos estén mejor.

Es el tema de organización social y de organización política, pero si no te gusta la política algo hay que hacer, mínimo darle el voto a algo en lo que creés».

Creciendo juntos.
Todos han tenido esa época que algunos recuerdan con nostalgia y otros prefieren no recordar. La adolescencia. Todos tienen algo de qué arrepentirse y de seguro tienen algo que piensan pudieron haber hecho mejor.

Pero como dice el dicho: a lo hecho pecho. Hay que dar la cara a cada situación que lleve nuestros nombres puestos. No es malo haberse equivocado en algo cuando éramos aún más jóvenes, lo malo es no madurar mientras crecemos.

No solo crecen las generaciones. Crecen las sociedades. Crecemos todos. Cuando yo tenía 16 años entre trabajar los sábados y ir a conciertos los domingos luchaba para no perder el año colegial. Cuando Esteban tenía 16 años escribió “No vuelvo más”.

«Ahora lo vemos desde un punto de vista más maduro. Mamá sigue reclamandome aún hoy esa letra “escribiste que no volvés a casa y eso hiciste, te fuiste” y sí eso hice, no volví».  

¿Lo seguís pensando de esa forma cuando cantás esa canción, creés que a los jóvenes les sigue llegando el mensaje de esa forma?— Pregunto.

«La repercusión de un tema así en la gente es difícil, pero si lo veo desde un punto de vista más simbólico, que ahora lo veo así el fin era cuestionarnos como sociedad.

Por qué la violencia doméstica, el tema del aborto, el tema de la represión que hace la familia cuando alguien es sexualmente diverso. El tema no es solo irse, es negociar, es educar».

«Es que se vale cuestionar —añade Joaquín— la espiritualidad no necesariamente está en la iglesia o en una religión. La construcción familiar no necesariamente está en papá, mamá y hermanos. La educación y formación no siempre está en una escuela.

De eso se trata crecer inconformes pero formándose. Aún tenemos cosas que decir».

Así como la banda creció y paralelo a eso maduró, así somos las personas, así son las sociedades. Hay que aprender a aceptar nuestras debilidades y fortalecer nuestras virtudes. Todos por un país mejor. Sentado a la derecha Joaquín continúa diciendo:

«Hay conversaciones estructurales que hay que dar y que no se dan. El tema de que el país es para todos y aunque tengás para pagar o no debés tener acceso a ella, o entender qué es soberanía alimentaria, algo que convenientemente no se discute. El hecho de que a la gente de las zonas rurales les importa más el tema de la piña que a los de la capital, por ejemplo».

De pronto Esteban mete la cuchara y dice que a veces la gente los escucha cantar y no entiende o no les interesa.

Su frustración es propia de alguien que lucha por que los jóvenes se interesen en asuntos de justicia social y temáticas políticas importantes que los harán ciudadanos conscientes. Su idealismo romántico por intentar educar a los jóvenes en estos temas, es el mismo que tenemos en Democracia Salvaje.

Y vos, ¿cuáles recursos estás empleando para lograr un país mejor? Gracias por leer.

#DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj   Untitled design DemocraciaSalvj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s