Violencia a escala, Penales Juveniles de Costa Rica

Publicado por

Cada año se cometen en todo el mundo 200 mil homicidios entre jóvenes de 10 a 29 años, lo que supone un 43% del total mundial anual de homicidios.

En Costa Rica formalmente a una persona se le considera joven si tiene entre 12 y 35 años. Más de 200 mil jóvenes viven en nuestro país, y forman un bloque de población ascendente.

El otro día me subí a un taxi. Lo agarré frente a la UCR y le pedí al conductor que me llevara a la facultad de ciencias sociales, queda como detrás de la Universidad Latina.

Desde que me subí el taxista me hizo mala cara. Iba manejando sin ganas y al bajarme me preguntó: “¿Le cuesta mover el culo?”

Un poco sorprendida, no tuve ni capacidad de reacción. ¿Cómo era que me había hablado así?, ¿Hice algo malo al pedir un servicio de un kilómetro?

Luego, la semana pasada vi al presidente de la república hablar de manera intimidante y casi como un matón a personas que según él están persiguiendo al gobierno. Apuntando con el dedo a través de las cámaras lo escuché decir:

“…pero los tengo absolutamente ubicados, y los tengo porque los propios medios me los están dando; yo sé quienes son y ellos también. Se los estoy diciendo a través de estos lentes, y sé lo que están haciendo…”

Hace unos meses llamé a la policía porque a unas cuantas casas de la mía hubo una pelea entre vecinos. Un bebé lloraba, una chica gritaba como desesperada y las puertas se escuchaban tirar.

La Organización Mundial de la Salud define que:

“La violencia es el uso intencional de la fuerza física, amenazas contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad que tiene como consecuencia o es muy probable que tenga como consecuencia un traumatismo, daños psicológicos, problemas de desarrollo o la muerte”.

Lo mismo pasó con una pelea entre jóvenes en medio de la calentura de un partido de fútbol. Una pedrada cayó en la sien de un muchacho y el país entero se escandalizó.

Se escandalizó también cuando la semana pasada un pan, a juicio de la clienta, quedó mal horneado.

Violencia a Escala

En Costa Rica la población penal juvenil masculina es de 937 personas. 251 jóvenes están totalmente privados de libertad, de los cuales 163 residen en el centro Ofelia Vicenzi y 96 en el centro de Formación Juvenil Zurquí; los otros jóvenes están en programas alternativos.

La violencia en una sociedad tiene múltiples aristas. Desde contextos socioeconómicos, hasta personales, pero la dinámica social inter-personal es una cuestión aprendida. informeAhora abunda por las calles y por los canales de televisión publicidad del PANI.

Que la mejor enseñanza es el ejemplo. Que a gritos los niños y niñas no entienden, no aprenden. Es un cambio generacional paulatino, una inversión a largo plazo, pero mientras tenemos que trabajar con lo que disponemos.

Lo que tenemos ahora es la posibilidad de usar nuestras posiciones para reflexionar acerca de lo que nos rodea, y lo que nos rodea actualmente es, según el OIJ, 12 homicidios por cada 100 mil habitantes. No en todos están involucrados los jóvenes.

Pero en lo que sí podrían involucrarse los jóvenes es en ayudar a otros jóvenes.

Esta semana estoy trabajando en un reportaje (para las radios UCR) acerca de los programas de re-inserción social juvenil en Costa Rica. Tuve la oportunidad de hablar con Patricia López, Directora del Centro Ofelia Vincenzi (conocido como “cárcel del adulto joven”), y me comentaba que a menudo en los centros de detención penal juvenil el presupuesto para desarrollar programas de re-socialización son bajos.

Que las redes de apoyo social (más que todo familiar) con las que cuentan estos jóvenes también son escasas, pero que hay grupos o personas interesadas en ayudar a los chicos a salir adelante.  

A falta de políticas públicas claras y efectivas en este tema, el sistema penal juvenil se vale de cualquier grupo, fundación o persona comprometida con ayudar a esta población juvenil, a menudo marginada.

Con solo acercarse, por medio del Ministerio de Justicia y Paz o, a los mismos centros de detención Ofelia Vincenzi y Formación Zurquí,  usted puede plantear su propuesta de soporte. Hay más de 900 razones para hacerlo.

Por ejemplo, hay grupos que ofrecen apoyo deportivo, artístico y hasta espiritual. Personas de la sociedad civil se involucran en el proceso de adaptación y aceptación social, para que cuando un chico de estos salga del centro de detención tenga las herramientas para no reincidir en un delito, y salga del círculo de pobreza o falta de oportunidades antes vivido.

2fecbd17e47b0915d2b134d3d1ee4e03--comic-parenPero si es que alguna persona no se considera apto (a) para involucrarse en este tipo de procesos re-socializadores, que incluye ir a los centros de manera presencial, solo podría no prestarse a continuar fomentando el nefasto círculo de marginación social al que se exponen los jóvenes que salen del Sistema Penal Juvenil una vez concluida su sanción.

Recuerde la OMS también dice que “las consecuencias de la violencia en la salud física, mental, sexual y reproductiva a menudo duran toda la vida”, tenemos más de 900 razones para dejar de fomentar la violencia.

Y aunque la semana pasada me vi inmersa en una burbuja de violencia, esta semana, pude ser testigo de cómo el presidente se disculpó públicamente por haberse exaltado y hablar de la manera que lo hizo.

Así como él se disculpó, pasó la página y la vida sigue, así debería ser para los jóvenes luego de salir de un centro penal. Al salir deberían encontrarse con una sociedad deseosa de incluirlos en la maquinaria socio-económica del país.

Como dice Keylor Rodríguez, Supervisor del Programa Penal Juvenil, de la misma manera en la que el delito se gesta en el seno social, así mismo la sociedad debe ser abierta para dejar de estigmatizar a un joven que busca nuevas oportunidades para salir adelante, de lo contrario fomenta la macabra espera de señalar la reincidencia delictiva.

Si no trabajamos en la prevención de la violencia, somos parte del problema. Nada nos diferencia del taxista y su manera violenta de expresarse. Nada nos diferencia del joven que dejó caer una piedra sobre la cabeza del otro.

Construir una sociedad menos violenta es un trabajo de todos. Gracias por leer.

#DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj   Untitled design DemocraciaSalvj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s