7 Propuestas Presidenciales Para Dummies, con el PEN

Publicado por

Esta semana les traemos un adelanto de lo que estaremos desarrollando en las siguientes publicaciones. Antes de tener en mano los planes de gobierno de los candidatos presidenciales (que deporsi casi nadie los lee), haremos un repaso de las propuestas que como ciudadanos no deberíamos aceptar sin un sustento real.

A la fiesta democrática del 2018 (elecciones presidenciales) no sólo invitaron a los electores. A la fiesta también vienen las propuestas de los candidatos presidenciales. Sería una pena que alguien se fijara en el último Informe del Estado de la Nación 2016.

La última vez que hablé con Jorge Vargas Cullel, director del Programa del Estado de la Nación (PEN), me contaba que en Costa Rica hay más derechos de los que el Estado puede velar por que se cumplan.

Esto porque se crean y se crean leyes que generan deberes Estatales y derechos ciudadanos, pero no se especifica de dónde vendrá el dinero para garantizar que se cumplan.

giphy2

Esta situación puede generar en la población cierto descontento social, pues se llega a percibir que las instituciones son débiles y que tenemos un Estado ineficiente.

Pero como cada cuatro años hay votaciones, cada 4 años recibimos promesas de que todo mejorará.

Y como los problemas son sociales y no generacionales, las personas siguen demandando lo mismo que hace 10, 20 o 30 años, esto hace que lo candidatos sigan dando las mismas propuestas electorales de entonces.

La gran diferencia es que ahora ellos no pueden seguir presentando sólo propuestas, sino que, a la luz del hueco fiscal que tenemos, tienen también que presentarlas junto con una explicación realista de cómo piensan concretarlas.

Promesa democrática sin sustento económico

El PEN ha nombrado a la práctica de aprobar leyes sin especificar de dónde vendrá el dinero para hacerlas cumplir como “la promesa democrática sin sustento económico”, y describe de una manera simple y concreta que la aprobación de leyes a lo loco, no solo es un problema del Congreso, sino que trae cola desde que se presentan los planes de gobierno:

“Como cada cuatro años, los partidos políticos competirán por las preferencias de los votantes, los medios de comunicación darán cobertura noticiosa a la campaña y diversos grupos intentarán influenciar el debate político y la orientación de los partidos. En ese marco, es previsible que las promesas tengan las inevitables dosis de generalidad y simplismo, un tipo de mensaje inconveniente en el contexto actual”.

El contexto actual es que el país está endeudado, y más del 95% del presupuesto nacional es inflexible, es decir, ya por Ley se demanda que el Estado dote de fondos a las instituciones para hacer cumplir lo estipulado en las Leyes (que se crearon sin sustento económico pero que igual obligan al Estado a cumplirlas).

Ya sé que suena como a fuck logic, pero así es como han trabajado las últimas 6 administraciones de gobierno. El 55% de las leyes creadas en esos periodos no especificaron de dónde se sacaría el dinero para hacerlas cumplir. Ajá, el papel aguanta todo.

giphy

Y mientras las autoridades corren para intentar remendar ese “disparo en el pie”, nosotros desde la ciudadanía podemos hacer nuestra parte. Empecemos por aprender con el PEN acerca de las propuestas presidenciales, que si no vienen sustentadas no deberíamos aceptar en planes de gobierno.

En el contexto actual, como lo describió el PEN, es muy posible que las propuestas se enfoquen en: empleo, pobreza y desigualdad, servicios sociales, crisis fiscal, infraestructura vial y transporte, cambio climático, y gobernabilidad.

  1. La promesa de crear miles de empleos en una próxima administración no es realista si no se señalan las condiciones que permitirán generarlos, es decir, con cuáles políticas de fomento productivo, para cuáles sectores y con qué encadenamientos, recursos y parámetros de evaluación. Asimismo, se debe indicar cómo se atacarán las barreras que, en términos de credenciales educativas y competencias, impiden que la fuerza laboral menos calificada se inserte en los sectores de mayor productividad.
  2. La promesa de reducir la pobreza y la desigualdad no es realista, si no se hacen propuestas para elevar de manera generalizada la productividad de la economía, mejorar la incorporación de las mujeres al mundo laboral y fortalecer el cumplimiento de las garantías laborales.
  3. La promesa de mejorar los servicios sociales no es realista, si no se prevé la dificultad para aumentar los recursos disponibles y, en consecuencia, se indica cómo se incrementarán la efectividad y la rendición de cuentas en la gestión de la inversión social y qué modificaciones se harán para reforzar la inversión en infraestructura pública.
  4. La promesa de aliviar la creciente insolvencia fiscal no es realista si no se propone un conjunto de cambios simultáneos en tres áreas: el diseño de los impuestos, para aumentar la progresividad y la recaudación; la contención y reestructuración del nivel y la calidad del gasto público, y el fortalecimiento de las competencias para la gobernanza fiscal.
  5. La promesa de mejorar la infraestructura vial y, con ello, resolver los problemas de transporte no es realista, si antes no se detallan las políticas de ordenamiento territorial urbano que se implementarán y las modificaciones que se harán en la organización y gestión de los sistemas de transporte público.
  6. La promesa de cumplir el Acuerdo de París sobre cambio climático no es realista, a menos que se planteen intervenciones que permitan reducciones tangibles de la dependencia de los combustibles fósiles que tiene la matriz energética, la introducción de prácticas sostenibles en la agricultura y la implementación de las medidas de adaptación necesarias para un país que forma parte de una de las regiones más vulnerables a los efectos del calentamiento global.
  1. La promesa de que un próximo gobierno destrabará la Asamblea Legislativa no es realista, si no se indican los cambios que se introducirán en los procedimientos parlamentarios y en las reglas de elección de los representantes en el Congreso.

“Este Informe lanza un reto a los partidos políticos para que, al formular sus propuestas de gobierno, evolucionen de ideas abstractas y generales a planteamientos concretos, basados en nuevas formas de mirar y enfrentar los desafíos del desarrollo humano. Esto significa no solo cambiar el foco del debate, sino también acompañarlo de información clara sobre las metas por lograr, la manera de alcanzarlas y los instrumentos para medir su impacto”.

Concluye esta parte del informe. Digamos que leerlo no es la cosa más divertida de la vida, pero tener estas cosas presentes nos harán la vida mejor, nos convertirán en ciudadanos más informados. Y un ciudadano informado vale por dos.

giphy1Pero ¿cómo podemos entender bien estos 7 puntos? En las próximas semanas desmenuzaremos qué quiere decir cada uno, porque entendemos que así como están puede que no sean super atractivos ni fáciles de digerir, pero al menos tenerlos presentes los dejará pensando un poco.

Si entendemos esto y todos trabajamos por mejorar la manera en que elegimos a nuestros gobernantes todos ganamos.

Gracias por leer.  #DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj   Untitled design DemocraciaSalvj

3 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s