En Democracia y Corrupción

Publicado por

Hacemos una pequeña pausa de nuestras 7 Propuestas Presidenciales para Dummies, con el PEN, para referirnos brevemente a un tema actual imposible de ignorar: La corrupción y su impacto en la democracia. 

Jurídicamente hablando, nada es un acto de corrupción si no se comprueba como tal, obvio. Es decir, que yo Trilce, y miles de ciudadanos más, pensemos que lo del #cementazo es corrupción, no quiere decir que lo sea (o que lo hayan comprobado).

Pero quién va a tapar el Sol con un dedo: si camina como pato, se ve como pato y hace cuá cuá… Que haya indicios que involucran a personas de los tres poderes de la república en posibles actos de corrupción, aunque es una situación grave, no es el problema mayúsculo.

tenor3

El problema mayúsculo es que aún con tantas preguntas sin contestar, haya autoridades Estatales siendo cómplices por omisión o inacción. La persona promedio dejó de seguirle la pista al tema del cemento porque simplemente es demasiado denso, y cada semana, desde su salida a la palestra pública, ha seguido saliendo información que involucra a nuevas personas de todas las élites políticas del país.

Pero olvidemos por un momento el #cementazo y pensemos en general. Lo grave de la corrupción no es el acto de una o varias personas valiéndose de sus puestos de poder en el sector público para obtener beneficios, que no malinterpreten, está igual de terrible, el  problema trascendental de la corrupción es el daño a la democracia y a la institucionalidad del país. Se lo escuché decir a la diputada Patricia Mora, en el programa de Vilma Ibarra:

“En el momento en que como ciudadanos perdamos la confianza en el funcionamiento del Estado de Derecho, aquí puede aparecer un dictadorzuelo. América Latina está cuajada de dictadorzuelos, que aparecen diciendo: “no, no, yo aquí pongo orden”, y al canasto de la basura lo que hemos construido durante décadas a punta de inteligencia”.

Responsabilidad Ciudadana

Para nadie es un secreto la horrible situación humanitaria en la que viven los países donde el Estado de Derecho está constantemente en entredicho.

Venezuela: sus elecciones, dice el gobierno, son legales pues son convocadas para que todos los ciudadanos participen. Pero todos sabemos de las constantes denuncias por organismos internacionales que refutan la transparencia de los procesos democráticos de ese país.

México: a nivel regional se conoce de los femicidios casi sistemáticos que se sufren ese país, donde, según organizaciones no gubernamentales, 2000 mujeres son asesinadas por año, ¿y el gobierno? Omiso. Ausente. Negligente.

En Costa Rica, si bien es cierto, no hemos llegado a esos niveles de corrupción o deconstrucción social, spoiler alert: estos países no eran así hace 50 años. No esperemos estar hasta el cuello.

tenor

Y como, diría Esteban de Seka, todo tiene que ver con todo. Lo que sucede en la sociedad afecta a la política y viceversa. Por eso, jóvenes no debemos esperar a que los medios sigan sacando información y haciendo presión para que las autoridades tomen cartas en el asunto.

He visto, muy a mi pesar, a personas convocar marchas por evitar las clases de educación sexual en colegios, pero a nadie haciendo movilizaciones ciudadanas para defender la democracia costarricense.

Que ningún político o empresario, costarricense o extranjero, se paseé en lo que nos ha costado décadas. La democracia es algo de lo que todos nos enorgullecemos, “uy sí que chiva Costa Rica, pura vida, no army”, pero ¿trabajamos todos por una democracia mejor?

Exijamos a las autoridades no solo resolver, sino transparencia en el proceso. Exijamos no solo comisiones legislativas televisadas, sino mejores controles para no llegar a estos espectáculos. La culpa no es solo de los políticos de turno.

tenor1

Nosotros, ciudadanos, escogemos a quienes nos gobiernan. Exijamos que nos dejen de recetar cada 4 años listas cerradas de diputados. En pleno Siglo XXI los partidos políticos costarricenses siguen vendiendo a sus mejores postores las diputaciones.  

Yo quiero conocer a los candidatos Legislativos y decidir, de previo, si son buenos, porque además son ellos quienes escogen a los magistrados del Poder Judicial. ¡Hola!

Pero mientras eso llega a ser una realidad en Costa Rica, entonces no pequemos de omisión. Seamos buenos fiscalizadores de lo que tenemos.

Según las encuestas sociopolíticas que realiza el CIEP, desde el 2013 y hasta la fecha la corrupción siempre está dentro de las primeras 5 preocupaciones de los costarricenses. No aflojemos, dejemos de preocuparnos tanto y empecemos a ocuparnos. Exijamos respuestas claras y puntuales. 

No olvidemos que en América Latina la corrupción en los gobiernos se mete por la ventana y sale por la puerta. No dejemos que eso ocurra en nuestro país.

Gracias por leer. #DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj   Untitled design DemocraciaSalvj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s