El golpe de Estado que llevó a Celebrar la Democracia Costarricense

Publicado por

Hoy, 7 de noviembre, se celebra el Día de la Democracia Costarricense. De porqué se celebra en esta fecha hablamos hoy.

El hecho que propició esta celebración ha recorrido al día de hoy 128 años. En 1889 estaba gobernando Bernardo Soto.

“En la década de 1880 Costa Rica pasó por la etapa de las reformas liberales”

Esta semana hice un reportaje sobre el Día de la Democracia para las radios de la UCR, y mientras la directora de la Escuela de Historia, Ana María Botey, me recomendaba hablar con el historiador Iván Molina, también me daba una breve clase de historia general.

Se acordará usted de que durante la década de 1880, Costa Rica sufrió muchas reformas liberales. Los gobiernos de turno quisieron delimitar un poco el papel de la iglesia en la sociedad y eso no agradó mucho a las autoridades religiosas. Pero de eso te puede hablar mejor Iván Molina. Llamalo—.

Iván Molina es historiador costarricense, él ha estudiado la etapa liberal y los hechos que dieron pie a la celebración del Día de la Democracia. Él me cuenta que para el año 1889 en Costa Rica la población era de aproximadamente 200 mil personas, y en su mayoría de ideología conservadora.

Por eso las reformas liberales no eran demasiado bien vistas. Estas reformas consistieron, entre otras cosas, en secularizar la educación y separar de las instancias religiosas el matrimonio y el divorcio.

Sin embargo, pese a que los gobiernos liberales estaban en el poder, la iglesia católica seguía teniendo mucha influencia sobre la población.

Votaciones no secretas

Para aquellos años, las votaciones se daban en dos vueltas. El historiador Vladimir De La Cruz me ayuda a entender este proceso electoral:

—En Costa Rica había voto indirecto y se hacía en dos vueltas. Únicamente ciertos ciudadanos (mayores de edad, alfabetizados, con ciertas posesiones, solo hombres) tenían derecho a votar, solo votaba el 0.3% de la población—.

Para poner medio fácil lo que me explicó Vladimir, digamos que esos ciertos ciudadanos se dividían en 2 grupos: A y B. El grupo de ciudadanos A votaba en primera vuelta por los candidatos del grupo B. Y quienes resultaran electos del grupo B serían quienes directamente votarían en la segunda vuelta por los gobernantes:

—En ese tiempo el voto era público y no se hacía en un solo día. En ese sentido para la población era muy fácil tener una expectativa de quién iba ganando.

Por una movida que hizo el gobierno de Bernardo Soto, la oposición interpretó que si se declaraba ganador a su candidato, José Joaquín Rodríguez, se daría un golpe de Estado para nombrar presidente a Ascensión Esquivel, candidato del Partido Liberal Progresista—.

giphy1

Imagínense aquello. Una sociedad sumamente conservadora, que públicamente había votado, en su mayoría, por José Joaquín Rodríguez, se enfrentaba al rumor de que, por golpe de Estado, declararían presidente al candidato Liberal.

Naturalmente hubo una convocatoria a manifestarse en las calles. El llamado era para evitar que se irrespetara la voluntad popular. Según los libros de historia, 7 mil personas acudieron al llamado, y más bien propiciaron la salida anticipada del gobierno de Bernardo Soto.

Recordemos lo que compartía al inicio, que en 1889 en nuestro país había cerca de 200 mil personas, por lo que 7 mil era una cantidad considerable.

Ironía democrática

Iván Molina cree que la presión ciudadana fue tanta que logró llevar al gobierno a hacerse a un lado, dando golpe de Estado técnico:

—Debe tenerse presente que la forma que escogió la oposición para defender su triunfo en las urnas fue básicamente mediante una ruptura del orden institucional, pues obligaron al gobierno legítimo de Bernardo Soto a retirarse del poder—.

Es decir, quienes temían que se les aplicara un golpe de Estado, terminaron dando uno. El otro historiador Vladimir De La Cruz, me cuenta que el Día de la Democracia no se celebra por el golpe de Estado, claramente, sino por la multitudinaria manifestación de las personas en las calles.

Pues no hay acto más democrático que cuando los ciudadanos defienden su voluntad.

giphy2

Otra cosa importante para tener en cuenta, es que al gobierno de José Joaquín Rodríguez le sucedieron gobiernos autoritarios y cero democráticos. Por lo que, según ambos historiadores, no se puede hablar del puro y santo nacimiento de la democracia, sin embargo sí de una manifestación ciudadana que logró alcanzar su objetivo: que se respetara la voluntad popular.

Retos democráticos

Durante las últimas elecciones presidenciales (2014) el abstencionismo carcomió a 4 de cada 10 costarricenses. Según el Tribunal Supremo de Elecciones, es la cifra más alta desde 1953.

La democracia es un sistema político que basa su funcionamiento en la participación ciudadana, por eso el abstencionismo deteriora el ideal de cumplir con el mandato popular.

Fomentar que las personas vayan a votar es una pequeña acción en cadena que podemos lograr con quienes nos rodean.

Las ventajas de vivir en democracia son muchas, una de ellas es la libertad de conocer quiénes y cómo nos gobiernan, y el ejemplo que hemos tenido con el caso #cementazo no es poca cosa.

giphy3

Por primera vez en mi vida escuché a las personas en los buses, en las sodas y en los parques hablando de política, hablando de que no es posible aceptar tal grado de corrupción. Mencionaban también con nombres y apellidos a ciertos políticos que han dado la batalla para no dejar morir el caso.

Esto es un gran ejemplo de que cuando los ciudadanos y la sociedad se interesan por lo que pasa en nuestro país, logramos exigir llegar hasta las últimas consecuencias.

Este interés es un ejemplo de democracia, que ojalá podamos trasladar a las urnas el próximo 4 de febrero.

Por quién vote cada uno (a), es una decisión personal, lo importante es dejar claro por medio de nuestro voto que nos importa el país y que, aunque deleguemos el poder a quienes ostentan cargos de elección popular, acá seguimos mandando los ciudadanos.

Gracias por leer. #DemocraciaSalvajeSomosTodos

Untitled design (1)DemocraciaSalvj   Untitled design DemocraciaSalvj

2 comments

  1. Es interesante reconocer que Soto, como buen liberal, no reprimió la manifestación, como hubiera ocurrido en muchos otros países latinoamericanos, sino que se plegó a ella. Bernardo Soto fue uno de los estadistas más brillantes de la Costa Rica del siglo XIX, pero sí cometió el error de tratar de delegar la Presidencia en Ascención Esquivel. Ganó la partida el pueblo, liderado por el muy conservador JJ Rodríguez y su yerno Rafael Iglesias. Allí no nació la democracia costarricense sino que se consolidó. No llegaría a completarse como democracia moderna, sin embargo, sino hasta 1949 con el voto femenino.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Francisco. En efecto tiene razón, don Vladimir nos lo explicaba también. Lo que sucedió en 1889 se recuerda por la voluntad de los ciudadanos de exigir que se respetara su triunfo en las urnas. La historia nos cuenta que los gobiernos posteriores a Rodríguez no fueron democráticos, y oportunamente usted apunta a que la democracia moderna se alcanzó con el voto de la mujer. ¡Gracias por leer!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s