“Wake up call”, democracia y juventud

Publicado por

Si Democracia Salvaje fuera una persona, yo estaría en prisión por abandono. Espero puedan comprender que esto de la maestría y dos trabajos, me tiene un poco apretada de tiempo.

Constantemente leo sobre algún tema, pienso “¡uy voy a sentarme a redactar para el blog!”, y nunca encuentro el ratito. Sin embargo hay dos cosas sucediendo sobre de dos temas que resultan el corazón de este proyecto: democracia y juventud. Por eso, no quiero perder la oportunidad de compartirlos.

Democracia

Los días donde la democracia era romantizada pasaron. No porque exista un mejor sistema político-social para vivir (a mi parecer), sino porque viejos fantasmas nos aquejan.

Personalmente, una de las frases más fuertes que encuentro en el capítulo Fortalecimiento a la Democracia, del último informe del Programa Estado de la Nación (PEN) es:

“En este período se celebró un nuevo proceso electoral limpio, transparente y sin cuestionamientos. No obstante, en términos de su aporte al desarrollo humano la democracia como sistema de gobierno, en el balance, tuvo un desempeño mayoritariamente negativo”

Los viejos fantasmas, aunque exagerado y fuera de tono que parezca, son el fascismo, la poca memoria histórica y la violencia social desmedida, entre muchos otros.

Resume el Estado de la Nación lo que ya sabemos, pero es importante recalcar. La elección presidencial de este año fue una de las más atípicas de la historia en Costa Rica, porque, luego de un siglo, un partido religioso volvió a tener un lugar relevante en la papeleta, y las dos agrupaciones tradicionales (PLN & PUSC) quedaron fuera de la primera ronda por primera vez desde 1953.

Sumado a esto, “por primera vez la participación electoral no se redujo significativamente en la segunda ronda”, esto porque típicamente esta participación cae en segunda vuelta.

Otro de los asuntos que rescata este capítulo es que, si bien durante la administración pasada (2014-2018) hubo cierta estabilidad política, esto no se tradujo en acuerdos sobre los temas urgentes del país.   

Para caerse de espaldas también está el dato de que “el 50% de las leyes sustantivas aprobadas en el período 2017-2018 no especifica las fuentes de recursos para su cumplimiento”. Esto es una práctica claramente irresponsable en el contexto fiscal actual.

Y aunque no estuviéramos con déficit, es como pretender ir por un préstamo para comprar una casa y no tener recursos para mantenerla.

Pero no todo es tan malo. El PEN hace un análisis sobre qué fue lo que más pesó en la campaña electoral. El tema central, dicen, es la convivencia social, lo malo es que por convivencia social, en este contexto, se entiende: matrimonio igualitario, aborto, religión y guías de sexualidad, entre otros.

giphy

Asuntos del ámbito, diríamos algunos, meramente privado. 

Ahora, ¿es Costa Rica un país derecha, centro o izquierda? del discurso a las propuestas hay largas distancias. Veamos:

De unos años para acá, se ha dicho que el PLN ha tenido un giro neoliberal, y que claramente el PUSC ha mantenido su posición de derecha. Sin embargo, de acuerdo al análisis del PEN, sólo hay tres partidos que por sus propuestas destacan a la derecha del espectro ideológico: Movimiento Libertario, Restauración Nacional y Partido Nueva Generación, los demás están así: 

01

Y para terminar este tema, no podemos omitir uno de los fenómenos que más atentan contra la democracia: la corrupción. El apartado empieza de la siguiente manera:

“El control administrativo es el primer nivel para establecer un marco jurídico consistente de prevención de la corrupción. Este es un fenómeno complejo, que involucra una combinación de actores públicos y privados y que, a la postre, menoscaba los recursos del Estado”

Y es que, el apartado democrático reconoce que existen conductas inadecuadas que no están tuteladas en el marco normativo vigente. Es decir, los famosos portillos o vacíos legales son tierra fértil para la corrupción.

Para entender de manera más gráfica este tema, el PEN aporta el siguiente cuadro:

02

Otra de las fallas en cuanto a la corrupción es que, en algunos casos existe normativa sobre sanciones, pero no queda claro cuáles son las conductas sancionables o en qué nivel aplica la sanción.

Esto porque, “la normativa interna carece de señalamientos concretos sobre el nivel de gravedad de las faltas (leve, grave y muy grave). Esto abre amplios espacios para que entre en juego la discrecionalidad de los órganos sancionatorios internos.

Así pues es como estamos en democracia y corrupción. Cruzando dedos para que, lo que sea que suceda en el país durante los tres años que le quedan a esta administración no sirva para minar ni la democracia, ni la convivencia social.   

Juventud

Hace algunos días se dio a conocer el informe Inversión pública social en adolescencia y juventud, 2013-2016. A cargo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, en C.R. Acá recalcan cómo anda nuestra política pública en temas de juventud, y en qué se ha invertido durante los años señalados.

Pero, más allá de fijarme en que, en nuestro país se invierte 10% del PIB en las personas jóvenes, que dicho sea de paso representa al 38% de la población nacional, me fijo en los datos menudos, pero llamativos del informe. Veamos:

La edad promedio de los costarricenses es de 34 años, y de acuerdo a la Ley 8261 (Ley General de la Persona Joven de Costa Rica), se considera como población joven a quienes tengan entre 15 y 35 años.

Pero, aunque ahorita mismo somos mayoría, el bono demográfico va para abajo. Es decir, los nacimientos en el país cada vez son menos. En promedio, en Costa Rica las mujeres tienen 1.6 hijos.

Según el INEC, la población joven está repartida casi por igual, 49.9% son mujeres y un 50.1% son hombres. Ahora, veamos las características que personalmente me llamaron más la atención:

Educación: Dice el informe que somos la generación “más educada de la historia del país”. Pero, leamos lo que sigue:

“En 2017, el promedio de años de escolaridad correspondiente a la población total de Costa Rica fue de 9,2 años, cifra que representa un aumento de 2 años con respecto al promedio registrado en 1990”. Hasta aquí nada nuevo, pues esto ya nos lo había dicho Isabel Román, coordinadora del Estado de la Educación.

La pregunta aquí es, ¿nos alcanza 9.2 años de escolaridad para ser jóvenes exitosos?, Román nos había dicho que no. No nos alcanza.

giphy1

Un tema que siempre salta a la luz, cuando de campañas políticas se trata es “el desarrollo social y económico”. Sin embargo, no se puede negar que sin una población educada esto no sucederá, por más que digan, salten o pataleen.

Además, Costa Rica pretende unirse a la OCDE, pero este informe resalta que el índice de matrícula educativa de las personas entre 15 y 19 años es 20% menor que el índice de los países que ya conforman este órgano internacional.

Y aunque esta tasa ha ido creciendo, respecto a 1990, solo el 50% de los y las jóvenes entre 15 y 19 años matriculan el colegio. ¡Son muy poquitos! 😦

Otra de las razones por las que la frase “la generación más educada” resulta compleja es porque, menos de un tercio de la población joven (solo el 28%) posee algún nivel de especialización técnica o profesional.

Es decir, sus posibilidades de inserción y permanencia en un trabajo resultan cada vez más limitadas. Por eso, hasta el cansancio, siempre me gusta recordarles jóvenes: tarde o temprano, solo el estudio nos saca de la pobreza (también el esfuerzo personal).

Lea también: Educación marca diablo, con Isabel Román

Pero todo es como un círculo perverso, porque cuando se les pregunta a las personas por qué no estudian, responden que porque “necesitan dinero, necesitan trabajar o deben cuidar a sus hijos”. Es decir, es como cuando vamos a nuestra primera entrevista laboral y nos piden experiencia.

Criminalidad y Violencia: Este apartado me llamó mucho la atención, porque la juventud, para muchos, es la etapa más linda de todas. Además, como en Costa Rica esta etapa -jurídicamente- es la más amplia de la región, es una etapa de experimentar, guiar y decidir sobre nuestro futuro.

Pero, lamentablemente las oportunidades de salir adelante no le llegan a todos de la misma manera. Esto se tradujo en que el 3% de la población carcelaria, en 2013, fuera menor de edad.

giphy2

Pero no solo es una etapa de experimentar, sino también violenta. “En 2015, los accidentes en carretera, los homicidios y las lesiones infligidas intencionalmente por otra persona; los suicidios, y las lesiones autoinfligidas (suicidio) constituyeron las principales causas de muerte entre la población adolescente de 15 a 24 años”. Y bueno, esto lamentablemente no es tan escandaloso, porque en realidad a los jóvenes casi no nos afectan enfermedades mortales, entonces, claramente la razón de muerte viene de otro lado.

Por último, pero no menos desesperante, es que “1 de cada 10 estudiantes entre 13 y 15 años, pensó seriamente en suicidarse”. También, 1 de cada 5 fueron víctimas de matonismo. ¡Por Dios!

En el gran contexto

Si bien, 10% del PIB suena mucho, es importante tener la letra menuda clara. Y en este sentido, este informe no escatima al dejar claro que existe una inversión “desigual”.

Vamos a ver, tal vez no es mal intencionada, pero por ejemplo, la inversión en educación es mayor en personas menores de 18 años, ¿y el resto de la población joven, la de 18 a 35 años? Tal vez por eso solo el 28% de los jóvenes van a la U.  

03

Esto es importante no perderlo de vista, especialmente si consideramos que educación es el principal rubro de inversión en la juventud-adolescente, “sin embargo, el principal desafío pendiente es la calidad educativa, cuyo desempeño se considera aún insuficiente”.

Ahora, en la juventud-adulta, el principal rubro de inversión es en salud, cuestión que deja una interrogante abierta, “¿existen vacíos de inversión importantes a considerar en el diseño de políticas públicas dirigidas a toda la juventud?”

***

Democracia y juventud. Lo que dice el informe de la inversión en juventud de que no se ha aprovechado al máximo el bono demográfico, es cierto, pero también es cierto que somos los jóvenes la mayor población de este país, por tanto también podemos sumar a fortalecer la democracia, sumar para que nuestra estabilidad personal aporte a la sociedad.

Eso de pellizcarnos de vez en cuando no nos hace mal. Al contrario. Nuestro país nos necesita a todos participando. #DemocraciaSalvajeSomosTodos

pd: Ya casi sale el semestre y espero poder estar más por acá. Como siempre, ¡gracias por leer!

#TodosPorUnPaísMejor
#DemocraciaSalvajeSomosTodos
Seguinos en Untitled design (1)DemocraciaSalvj & Untitled designDemocraciaSalvj

One comment

  1. Interesante la ideología de los partidos basándose en sus propuestas. Los partidos como entidad no se han adaptado al cambio y mantienen su carta ideológica, pero algunos de sus partidarios si han evolucionado hacia la derecha, sin embargo, la inercia no ha permitido que como partido actualicen sus postulados. O simplemente nos dicen lo que creen que la mayoría quiere escuchar para mantenerse en el poder.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s